FECI

"BIENVENIDOS AL PORTAL WEB DE INFORMACION DE LA FEDERACION DE EDUCADORES DE LA CAPITAL E INTERIOR"

lunes, 30 de mayo de 2011

Niños pioneros con las Xo ahora apoyan a otros chicos y a docentes

Aunque tienen entre nueve y catorce años, se llaman a sí mismos “los viejos” o “los de la primera fase”. Son chicos caacupeños que recibieron las computadoras Xo en el 2009 y que hoy se encargan de apoyar a los docentes y a los alumnos que se incorporan al programa.

Se los ve sueltos y seguros tanto en el manejo de la computadora como en el lenguaje. No son nada tímidos y no tienen vergüenza de aproximarse a los adultos ni de responder preguntas, algo que ellos mismos reconocen que antes no hacían.

Ellos fueron nombrados “dinamizadores” del programa “Una computadora por niño”, que impulsa en la capital de Cordillera la fundación Paraguay Educa, con el apoyo de organizaciones y empresas como la de telefonía celular Personal, que provee la conectividad a internet.

Los dinamizadores ya son expertos en el manejo de las Xo. Por eso, su trabajo consiste en apoyar la familiarización de las cerca de cinco mil personas que en estos días se incorporan al programa con el uso de las computadoras y sus potencialidades. También les enseñan cómo cuidarlas y cómo sacarles mejor provecho.

Voces de niños

Gilda Gini (13) dice que se siente ” re-bien” con su trabajo y que les explica a los otros niños que deben valorar las Xo, porque son un regalo que reciben. “Yo les digo que las cuiden, que las cierren cuando no las usan, que no las tiren. La mía, por ejemplo, tiene dos años y está súper bien, completa”, dice y muestra una Xo impecable.

Ella comparte con los más chicos, y también con los docentes tips sobre el programa Scratch, el favorito de muchos. “Es muy interesante, porque podemos hacer muchas cosas con Scratch. Por ejemplo, aprender sobre la independencia y los héroes, pero con una forma de aprender divertida”, afirma.

Benedicto Sugastti (14) es otro de los “viejos” a quien le divierte la idea de ser el que a veces tiene la respuesta para los docentes cuando a estos les surge una duda. “Queríamos que todos los chicos de Caacupé tuvieran su Xo, porque es interesante y porque todos tienen derecho”. El dice que no se imagina cómo hubiera sido su vida sin una computadora y sin acceso a internet. “Seguro que iba a ser más complicado”, afirma.

Juan José Ferreira también es dinamizador y está orgulloso de trabajar con los maestros. “Aprenden bien”, dice con una sonrisa.
abcdigital