FECI

"BIENVENIDOS AL PORTAL WEB DE INFORMACION DE LA FEDERACION DE EDUCADORES DE LA CAPITAL E INTERIOR"

lunes, 9 de octubre de 2017

Educar sin miedo

Ante la creciente preocupación de los padres por el tema de una correcta educación sexual, consultamos con la psicóloga María Luisa Barboza: “Hoy se especula con mucha información y es muy difícil hacer un cerco alrededor de los niños. Es conveniente que los padres lean mucho y se informen sobre el tema, dando información precisa, respetando la edad y madurez del niño, siempre desde la prevención y no desde la imposición, miedo o castigo”.
“Ante todo –inicia la profesional– hay que tener en claro el significado, sexualidad es un conjunto de características físicas y psicológicas propias de cada sexo.
Desde antes de nacer los padres hablan de la sexualidad del bebé, eligen nombres, color de ropa, juguetes, etc. es un combo que trae implícito las creencias y costumbres de cada familia.
Una vez que nace, aseando su cuerpito vamos transmitiendo información a los hijos sobre su sexualidad. Palabras simples, afectivas, respetuosas en la acción, le permitirán entender la sexualidad como parte natural de su vida”.
–¿Cómo enseñamos a los pequeños que nadie debe tocarlos íntimamente?
–El momento del baño es ideal para explicarles y enseñarles que hay zonas íntimas que solo él o sus padres pueden asear. Que nadie más debe acariciarle esas zonas; sobre todo si ellos sienten que les desagrada o si alguien los amenaza, no duden en avisar a algún adulto, en especial a los padres.
–Preguntarán en algún momento sobre las relaciones sexuales, y será una gran prueba a nuestra docencia.
–Es un tema tabú en nuestra sociedad, la mayoría retrasa lo más que puede el tiempo de hablarlo. El niño percibe esta incomodidad en los adultos, generando más inquietud en ellos. Lo ideal es que se sientan libres de preguntar cualquier duda o curiosidad. Si los padres no saben cómo explicar, pedirles un tiempo para investigar y al otro día volver con información veraz. Hay muchos libros didácticos, videos, láminas, escritos, juguetes, que ayudan como material de apoyo. En la pubertad, las relaciones sexuales toman fuerza como interés, porque hormonalmente los cambios físicos y psicológicos lo llevan a un despertar del sexo opuesto. Ahora, con los medios de comunicación como el celular, se comunican con menos vergüenza y más libertad con sus pares amparados en una pantalla. Los padres tienen que perder el miedo al uso de las tecnologías y trabajar cada día una fluida comunicación con los hijos.
–Hay padres que confiesan “no poder” hablar del tema sexo.
–En ese caso es recomendable que se recurra a la ayuda de un profesional. Es mucho más fácil cuando se saben utilizar herramientas.
Y urge tratar con los hijos el tema de la sexualidad desde una postura sana, clara y respetuosa. En los últimos años ha subido en Paraguay la tasa de incidencia del VIH y embarazos adolescentes. Se suele creer que enfocando el tema desde temprana edad se despertará la curiosidad y querrán explorar, al contrario, cuánto más se los eduque se evitará el descontrol de la ansiedad y los prejuicios.

–Cuando hogar y escuela no coinciden en enfoques y valores, ¿qué predominará en los niños?
–La educación corresponde a la familia, la escuela está para enriquecerla. A diferencia de años atrás los niños manejan mucha información, a veces más que los propios padres y maestros. Es conveniente que el adulto lea, se informe sobre el tema, observe, esté atento a las preguntas de los niños o genere él mismo el diálogo, dando información precisa y hablando de un tema puntual por vez, respetando la madurez del niño, siempre desde la prevención y no desde la imposición, miedo o castigo. Lo ideal es hacer contrapeso a los antivalores desde un discurso claro, con seguridad en sí mismo y el buen ejemplo. Finalmente, el niño aprende con mayor facilidad y elige la educación recibida de su familia, pues es con quienes pasará muchos años de su vida.
–¿Cómo responder a las preguntas sobre el aborto, las violaciones, la homosexualidad?
–Partiendo siempre desde el significado de la palabra, por eso es necesario leer y adecuar el vocabulario a la edad. En la respuesta que cada padre brindará están implícitas las creencias personales, las vivencias, experiencias, educación recibida. Responder solo el tema consultado y cerrar con “si tenés alguna otra duda, aquí estamos”.
–El reguetón: entre el “no pasa nada, solo es diversión” y la clara intención de promover el sexo temprano, es un dilema para los padres.
–Si el niño es seguro de sí mismo, independiente, tiene variedad de actividades: deportiva, musical, artística o recreación, tiene canalizada la energía en estas actividades. Si baila reguetón, por ejemplo, disfrutará del ritmo sin fijar la letra. Es preferible alargar la infancia para no exponerlos a esos ritmos, pero por el entorno en que vivimos puede ser imposible. No exagerar en la expresión de preocupación, ofrecerles otras alternativas, preguntarles qué les parece ese estilo. Tomar el tema con naturalidad.
–¿Es mejor que papá eduque al hijo y mamá a la hija?
–A quien recurran, explica a quién le tienen más confianza. A veces es el papá y otras la mamá, y tal vez también les sea indistinto.
Consejos para padres
1. Saber que cualquier momento es propicio para hablar, o se puede fijar un momento para preguntarles sobre temas diversos e iniciar la conversación, como una rutina (cuando se vuelve en auto del colegio, cuando se los baña, cuando se prepara la comida, etc.) 2. Indagar que saben sobre el tema puntual. 3. Hablar con naturalidad es incómodo, pero vale la pena. 4. Usar los nombres propios de la sexualidad humana, sin dejarlo tácito, poner palabras sin abrumar o asustarlos. 5. Escuchar atentamente, sin interrumpir. 6. Hablar sobre lo que sí es importante hacer como prevención, no solo desde lo negativo. 7. No burlarse de sus preguntas, ni exponer ante los demás de manera jocosa. 8. Nunca preguntarles si tienen novios, en especial en la primaria. 9. Tratarse en la pareja con respeto y amor. 10. Preguntar siempre al final si le quedó alguna duda. 11. Recordarles cada cierto tiempo que cuentan con los padres cuando precisen ayuda, no dejarlo como obvio.
lperalta@abc.com.py

No hay comentarios: